Cómo el FC Barcelona femenino se convirtieron en Campeonas de Europa

El Barça, primer equipo europeo en ganar ambas competiciones masculina y femenina

El FC Barcelona femenino celebrando la Champions League femenina. Foto: FCB

Llegó el ansiado día. Tanto tiempo esperando este momento y llegó.

16 de mayo de 2021, el día en el que el Fútbol Club Barcelona femenino consigue su primera Champions League.

Un día histórico en toda Europa al convertirse en el primer club en conseguir ambas copas, femenina y masculina. Histórico en España, también, al ser el primer equipo femenino en alzarse con la Copa europea.

La oportunidad se le volvió a presentar al Futbol Club Barcelona, tras la derrota de la anterior final frente al Olympic de Lyon y esta vez fue a la vencida.

Historia de la UEFA Women’s Champions League

Una página más para la historia de la Champions League. Una competición que se originó en la Copa de la UEFA femenina, creada en 2000 y que tuvo como primera temporada el 2001/02 con victoria final del Frankfurt.

No fue hasta la campaña 2009/10 que se jugara la primera edición de la UEFA Women’s Champions League, con el Postdam llevándose el triunfo.

Tras su profesionalización en verano de 2015 el FC Barcelona creció, llegando a su primera final en 2018/09, en la que cayeron ante el Lyon, el equipo que en 2020 consiguió su octava copa.

En 2021 el conjunto azulgrana bajo los mandos de Lluís Cortés se enfrentaba en esta ocasión frente al Chelsea FC.

El Barça femenino hizo un partido de campeonato

Las barcelonistas comenzaron el partido con una fuerza voraz marcando así el primer tanto al empezar el encuentro. Llevaron la pauta del match y en el minuto 14 Alexia anotaba el segundo gol desde los siete metros. Un desaparecido Chelsea que no lograba ejecutar ocasiones de peligro en la puerta de Paños. Con espacios y un buen movimiento de balón, en el minuto 20 lograba el tercero a pies de Aitana Bonmatí, llevando la pauta del partido tras una jugada de Martens, en el minuto 36, Graham conseguía el cuarto para las culés. Con este resultado en la primera parte, las azulgranas dejaban sentenciada la final.

En la segunda parte seguían dominando. El conjunto inglés se acercaba sin mucho peligro, nada para preocupar a la portera culé. Transcurridos los minutos, Oshoala iba a marcar el quinto, que significaría la manita, pero la juez de línea lo anulaba por fuera de juego. En los últimos minutos ya estaba todo el pescado vendido y las azulgranas ya empezaban a saborear el título.

Cuando la árbitra pitó el final, todas las jugadoras dando saltos de alegría. Y no era para menos, lo habían conseguido, fruto del esfuerzo y las ganas. Nunca se dieron por vencidas y ahí estaba la recompensa, sin duda un día para no olvidar. Como bien dice su lema: “Que nadie te diga que no se puede”.

Una noche mágica, nervios, lágrimas de emoción y finalmente la conquista de la ansiada Champions League.

El FC Barcelona consiguió con este título el doblete de Liga y Champions a la espera de la final de la Copa de la Reina que podría significar el triplete para el conjunto culé.